Conexiones a internet de máxima velocidad

A partir de la llegada de las conexiones al exterior de 200 y 300Mb de las operadoras, incluso algunas ofreciendo enlaces simétricos, hemos estado recibiendo numerosas consultas relacionadas con la baja velocidad de recepción y salida de datos en las instalaciones de red local de las empresas.

Las instalaciones verticales de las compañías que se realizaron hace algunos años se hicieron con cableado de red de par trenzado de categoría 5, cuyas características (según norma) impiden enlaces de más de 100MHz imposibilitando, por cuestiones físicas de los materiales usados para la fabricación del cable, alcanzar tasas de transferencia de datos de más de 100Mbits/s. Ello conlleva el impedimento de realizar enlaces al exterior a velocidades reales de más de 70 u 80Mbits/s provocando un malestar importante en los usuarios, que consideran estar pagando por conexiones que no llegan a lo estipulado en los contratos con las compañías operadoras de telecomunicaciones.

Tenemos, pues, dos problemas básicos que atacar en este caso: El cableado de red y los dispositivos de conexión a la misma.

La sustitución del cableado de red se hace compleja debido a la propia instalación de los mismos que, en la mayoría de los casos, es fija por tubo empotrado en pared (error) y bastante sencilla si se realizó por canaletas vistas o por bandejas técnicas colocadas en el techo o suelo. Se trata de ir sustituyendo los enlaces hasta conseguir eliminar los cables de categoría 5 cambiándolos por los actuales categoría 6 que ya son bastante económicos (bobinas de 100m por 55 euros precio final en venta a público).

 

Respecto a los dispositivos, tenemos igual dos problemas: Las tarjetas de red y los switches. En ambos casos, debemos cambiar estos dispositivos por los actuales que soportan enlaces a 10/100/1000 o sólo Gigabit aunque recomiendo los automáticos que soportan los tres tipos. En todos los casos, por supuesto, full-duplex (no creo que encuentres otra cosa ya ;)).

Una excelente opción que te proponemos para tu instalación local en la empresa es sustituir el antiguo switch por un flamante 10/100/1000 de 24p que proporcionará máxima velocidad, eficacia y fiabilidad a toda la red con unos requerimientos de instalación mínimos. Basta con desconectar el viejo switch y colocar las conexiones tal cual estaban sobre el nuevo.

En este caso se trata de un TP-Link de 24p automáticos a 10/100/1000 no gestionable ideal para departamentos y tras un gestionable (si fuera necesario para vlans). El modelo propuesto es ideal por su relación calidad-precio, haciéndolo asequible para cualquier instalación de red local. Además, es enrackable, es decir, instalable en armarios de 19″.

Si quieres ver sus características, aquí lo tienes.

A %d blogueros les gusta esto: