¿Qué es la “virtualización”?

Es probable que, en los últimos tiempos, hayas oído hablar de virtualización o virtualizar sistemas. Pues bien, virtualizar no es otra cosa que crear un “ordenador” (huésped) completo dentro de otro ordenador (anfitrión), es decir, fabricar mediante el uso de un programa una máquina que permita ejecutar un sistema operativo completo con sus programas.

Existen dos tipos de virtualización:

  • Tipo 1, o “baremetal”, nativo, unhosted, hipervisor de tipo 1. Se ejecuta directamente sobre el hardware real de la máquina anfitriona. Es típico en servidores de tipo HP DL, ML y similares localizados en centros de proceso de datos (CPD) y muy recomendables tanto en empresas pequeñas como medianas y grandes.
hipervisor tipo 1

Imagen: Wiipedia

  • Tipo 2, hosted, software de virtualización, hipervisor de tipo 2. Se ejecuta un programa de virtualización específico para el sistema operativo que ya está instalado. Ideal para sistemas domésticos o en pequeñas empresas.
hipervisor tipo 2

Imagen: Wikipedia

 

¿Para qué íbamos a querer nosotros montar un sistema de mentira dentro de nuestro flamante ordenador normal?

Parece que se está poniendo de moda llevar sistemas operativos a “la nube” para “ahorrar” costes en la empresa. El tema del ahorro por la nube no me parece un argumento de peso para pasar a virtualizar todos los sistemas ya que se pueden encontrar en el mercado de ocasión potentes HP DL380 de sexta generación por precios muy interesantes, incluso hasta G7 muy rebajados.

Lo que sí es cierto es que virtualizar usando uno de estos servidores en local nos va a permitir crear clones del sistema virtualizado de un modo muy rápido, con lo que se facilita la tarea de realización de copias de seguridad de todo el sistema tal cual, no sólo de los datos suministrados. Ahorra gran cantidad de tiempo a la hora de recuperar un sistema muerto o atacado por un ransom ya que bastaría con arrancar la máquina virtual clonada para tener el sistema funcionando de nuevo.

Así, las ventajas que encontramos, de modo sucinto, son:

  • Clonación rápida de servidores virtuales
  • Respaldo y restauración muy rápidos de todo el sistema virtualizado
  • Ahorra costes en servidores físicos gracias a la posibilidad de concentrar varios servidores en una sola máquina anfitriona.
  • Podemos crear clusters de servidores, escalar hasta el infinito, agrupar recursos virtuales, balancear la carga… etc.

Ésto con respecto a los hipervisores, o sistemas virtuales, de tipo 1.

Ahora, en el entorno doméstico…

Una ventaja de crear máquinas virtuales de tipo 2 utilizando VMWare, VirtualBox o QUEMU (todos de uso libre) es que, usando un equipo común con soporte Intel VT-x o AMD-v podemos crear tantas máquinas virtuales como recursos tenga nuestro ordenador.

¿Qué quiere decir ésto?

Que podemos instalar varios Windows o Linux o experimentos variados en nuestro ordenador sin necesidad de formatear e instalar cada vez para hacer pruebas. Así si, por ejemplo, quisieras probar un Windows 10 pero no te apetece formatear tu Windows 7, o no te apetece romper tu Ubuntu, puedes crear una máquina virtual en VirtualBox (por ejemplo) dándole los recursos que creas conveniente (2Gb de ram, 10Gb de disco, USB, puerto serie… etc), arrancar esa máquina y realizar la instalación completa. Luego te bastaría con iniciarla y te cargaría tu Windows 10 dentro de tu sistema operativo favorito anfitrión.

Es útil para prueba de sistemas, para instalar servidores para prácticas, probar virus, realizar test de penetración controlados, jugar con redes y sus configuraciones sin necesidad de comprar o tener más ordenadores en casa… etc.

Es algo similar a la siguiente captura:

virtualizacion-informatica-coslada

La foto es una captura realizada esta mañana en el propio ordenador de sobremesa que usamos en Informática Coslada. El anfitrión es un Ubuntu server y el virtualizador es un VirtualBox para Ubuntu. Como podéis observar, hay dos máquinas ejecutándose en ese momento. Una carga un Windows 10 y la otra un Windows XP. La ventanita de la esquina inferior izquierda os muestra el estado de consumo de recursos y procesos actuales en la memoria del anfitrión. Se ve claramente un uso de 6Gb de RAM y algo de consumo de CPU.

El Windows 10 cargado en la máquina virtual lo usamos para pruebas de penetración y software variado y la máquina XP para la modificación de bases de datos con Office97 (sí, es antiguo, pero tenemos clientes con todo tipo de necesidades).

Para clientes de Informática Coslada

Una de las demandas de nuestros clientes consiste en su necesidad de tener ordenadores antiguos con sistemas operativos no actualizados funcionando de modo correcto. Ocurre que, a veces, estos ordenadores dejan de funcionar y no hay repuesto para los mismos, resultando en la compra de equipos nuevos que no son compatibles con software a medida o adquirido con licencia hace años.

Para todos ellos ofrecemos el servicio de virtualización de su máquina física a VirtualBox o VMWare Player para la ejecución en equipos nuevos.

Permite agrupar en un sólo ordenador con recursos suficientes varios ordenadores antiguos que van a ser retirados.

Referencias:

Wikipedia – Virtualización

Wikipedia – Hypervisores

A %d blogueros les gusta esto: